Perca Fluviales

La Perca Fluviales esta en el Ebro desde hace unos 7 años.

 Llegaron al Ebro por una debida inundación del Guadalupe. Sucedió por el derrumbe de la presa la cual quedó destruida y así  las percas fluviales conquistaron el Ebro.

Cada año se escucha hablar a los clientes que estos depredadores crecen de tamaño y se siguen asombrando de sus hermosos colores.

La forma de su pesca es básicamente igual a la del Lucioperca. Pescando con señuelos, y, a esperar que piquen un buen ejemplar.

Jos te contará dónde y cómo encontrar las percas en tu estancia.